NOTHING FOUND!

Política Principal

Hijas de ministros se encuentran en nómina de la Corte

Un hecho que se ha presentado en todos los sectores de la sociedad, al menos en México, ha sido las conocidas ‘palancas’, con las cuales se busca colocar a personas cercanas en puestos laborales o estudiantiles, situación que no es ajena a ministros.

En algunos casos, como en este, existen situaciones en las que no se ha comprobado algún caso de nepotismo directo. Esto se podría considerar en la búsqueda realizada en el directorio de la Suprema Corte, la cual transparentó gran parte de la nómina del máximo tribunal, en la que se dio a conocer que dos ministros cuentan con hijas registradas en la nómina de este órgano judicial.

Cabe señalar que este mismo reporte advierte que 51 por ciento de jueces y magistrados de la federación han logrado el incluir a algún familiar dentro de la nómina del circuito judicial.

Los casos expuestos fueron los de Ana Elena Aguilar Arrangóiz y Daniela Pardo Soto Reyes, hijas del Ministro Presidente de la Suprema Corte, Luis María Aguilar Morales, y del ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, respectivamente.

Según los registros, ninguno de los ministros antes mencionados realizaron la contratación de manera directa, lo cual se consideraría ilegal, sino que se recurrió a un sistema de contrato cruzado en el que fuesen otras personas, dentro del organismo judicial, quienes las contrataran.

Cabe resaltar el hecho que Ana recibió su cédula profesional en 1998, y en esta indica que es Cirujano Dentista, lo cual no resultó en un impedimento para ingresar. Además de esto, actualmente se encuentra cobrando como profesional operativa en la oficina del ministro Alberto Pérez Dayán, percibiendo un salario que se encuentra alrededor de los 34 mil pesos mensuales brutos, lo que se vería reducido a una cantidad cercana a los 26 mil pesos una vez descontado el pago de impuestos, esto sin incluir las prestaciones de dicha asignación.

Por su parte, Daniela se desempeña como Secretaria de Estudio y Cuenta Adjunta en la Secretaría Jurídica de la Presidencia, y se integró al Pleno del máximo tribunal en 2011, 3 años antes de concluir su carrera de Derecho y recibir su cédula profesional. Además de esto, en la actualidad se encuentra recibiendo un salario mensual bruto que ronda cerca de los 135 mil pesos, percepción que se reduce a 95 mil pesos con los descuentos aplicables, esto sin considerar las prestaciones correspondientes a su caso.